sábado, 21 de febrero de 2015

Séptima tarea Telemedievo

El sábado 14 de julio, las tropas cristianas y musulmanas acamparon en el paraje que queda encuadrado entre la explanada de la Mesa del Rey y las navas de Santa Elena, respectivamente.

Pasaron dos días hasta que tuvo lugar el enfrentamiento armado entre ambos ejércitos. Las unidades cristianas, estaban constituidas por tres cuerpos: en el centro los efectivos comandados por Alfonso VIII, en el ala derecha las huestes a las órdenes de Sancho el Fuerte, y a la izquierda las regidas por Pedro II de Aragón.


Del lado almohade, el ejército se estableció con un dispositivo cerrado de infantería situado en la retaguardia, sobre el cerro de los Olivares. Delante se situó el grueso de los combatientes, a la derecha e izquierda de este cuerpo central se colocaron dos alas compuestas por caballería ligera árabe, armadas con arcos.

Los guerreros castellanos de vanguardia tomaron la iniciativa bajando de la Mesa del Rey. Apenas encontraron resistencia hasta toparse con el grueso de las tropas almohades, momento en el que comenzaron las dificultades.
Las tropas aragonesas acudieron al rescate, siendo insuficientes dada la cantidad de efectivos almohades y viéndose obligadas a retroceder. Acto seguido el bando cristiano lanzó una nuevo ataque, esta vez con el apoyo de las tropas navarras. Tal fuerza de choque no pudo ser contenida por los musulmanes, cuyo califa al-Nasir huyó provocando la desbandada y la toma del palenque por parte de los cristianos. Al caer la tarde, las tropas castellanas ocuparon el campamento enemigo, protagonizando una masacre sin precedentes.


Según fuentes cercanas, las tropas cristianas las constituían 4000 caballeros y 8000 peones. Del lado almohade, se estima que alrededor de 22000 efectivos formaron las líneas andalusíes y magrebíes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario