martes, 22 de septiembre de 2015

Autorretrato


Mi cara tiene una forma más bien redonda, tengo una nariz normal y unas cejas poco densas. Mis ojos verdes es lo que más me gusta de mí. Cuando sonrío tengo hoyuelos.

 Mi cuerpo es normal, no soy muy alta pero tampoco soy baja. Tengo una espalda ancha y un 38 de pie.

 Yo soy muy tímida, me cuesta mucho abrirme totalmente a otras personas. Me entrego mucho a mis amigas e intento estar con ellas siempre que lo necesitan. Al conocer a alguien no suelo hablar demasiado ya que soy tímida, como he dicho antes, pero cuando cojo confianza no hay quien me calle. Me gusta pasar mucho tiempo con mis mejores amigas porque nos lo pasamos muy bien, estamos todo el día riéndonos. Me encanta que me hagan reír.

 Con mi hermano paso gran parte de mi tiempo, aunque nos peleamos mucho,  no sé qué haría sin él. Siempre está ahí y la verdad que pasamos buenos momentos. Para hablar de mí tendría que hablar de mi madre, es la persona más importante en mi vida. Cada vez que estoy mal ella viene y me tranquiliza, me ayuda, me aconseja… Pasamos muchísimo tiempo juntas y no me canso, siempre tenemos algo que contarnos, nunca nos faltan las risas y siempre encontramos algo para divertirnos. También está mi padre que gracias a él tengo varias de mis aficiones, él me enseño a seguir al campeón y a sentir una maravillosa sensación y pasión cada Martes Santo.

 Me encanta la música, sobretodo Melendi. Me gusta el cine, mayormente las películas románticas. Pero lo que más me gusta por encima de todo eso es el fútbol. Cuando juego al fútbol es como si me olvidase de los problemas. Me paso toda la semana esperando que llegue el domingo para ver a mi afición. Hay gente que no podrá comprenderlo porque piensan que el fútbol no te puede hacer sufrir. A mí el fútbol me ha hecho reír, llorar, gritar… Esas personas no me podrán comprender hasta que no vivan ese momento en el que cierras los ojos con la bufanda en las manos mientras te dejas la voz en un “Dicen que nunca se rinde…” Esta es mi afición y mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario